Otro blog más

Comencé a bloguear en 2002, 2003 o acaso 2004. No recuerdo muy bien la fecha. Sí recuerdo cómo comenzó todo. Estaba leyendo sobre un escándalo de prostitución protagonizado por una pasante de la oficina de un congresista en los Estados Unidos. El escándalo había estallado porque la chica en cuestión contaba sus andanzas en un blog.

Ya va. Un momento, ¿un blog? ¿Qué cosa era un blog? Googleé la palabra y fui a parar a Blogger. Esa misma tarde puse en línea dos bitácoras (como les decíamos entonces). Una, personal, llamada Cuarderno de Notas, donde escribí durante un año o poco más, hasta que me di cuenta de que mi vida no era muy entretenida, que digamos. La segunda estaba dedicada a mi pasión: el cine. Se llama Blogacine. Y aún hoy sigue en línea. Con altibajos, pero allí está. Continue reading